info@nartex.org

La custodia de Toledo de Enrique de Arfe

Eulalio Martín-Tadeo Sánchez

La última vez que la custodia de la catedral de Toledo salió de esta ciudad fue para la Exposición Universal de Sevilla de 1992, donde formó parte del pabellón de la Santa Sede. Cuentan que allí, una de las limpiadoras que diariamente limpiaban dicho pabellón, cada vez que pasaba enfrente de la custodia se arrodillaba. Extrañado de este comportamiento, uno de los guardias encargados de la seguridad de la exposición le preguntó la razón de su continuo gesto, ya que en la custodia no estaba la Sagrada Forma. La limpiadora le contestó: “No está, pero ha estado”.

A inicios del siglo XVI, el Cabildo de la Catedral de Toledo abrió un concurso para la realización de un trono que cobijara el conocido como “Ostensorio de Isabel la Católica”. Este ostensorio es una custodia de tipo portátil realizada a finales del siglo XIV por el orfebre catalán Almerique, utilizando oro traído por Cristóbal Colón de su primer viaje a Las Indias. Fue comprado en 1505 por la catedral de Toledo por encargo de Francisco de Cisneros, por entonces arzobispo de Toledo.

Tras el citado concurso, se eligió el proyecto del orfebre de origen alemán Enrique de Arfe. El proyecto de Arfe se inspiraba en la Torre Eucarística del retablo mayor de la catedral toledana. Así, la custodia fue realizada entre 1515 y 1523.

La obra de Arfe es una magnífica torre gótica de plata dorada de tres metros de altura, en la que se utilizaron 183 Kg. de plata y 18 Kg. de oro. Además, contiene 5600 piezas, 270 estatuillas, miles de tornillos y numerosas piedras preciosas.

La base la forman dos cuerpos. El primero es un cuerpo de doce lados en los que aparecen escudos heráldicos de diferentes arzobispos de Toledo. Sobre ello, un friso quebrado contiene seis escenas de la Pasión, en plata dorada, enmarcadas por doce relieves de figuras de profetas.

El centro de la custodia lo conforman seis pilares góticos de dos metros de altura que arrancan desde la base, y que a través de dos pequeños arbotantes se unen a seis estribos volados de un metro de altura cada uno. Sobre el arbotante inferior se colocan seis figuras de diferentes santos, y el arbotante superior se remata en forma de hoja curvada. En el interior de este cuerpo central es donde se coloca el ostensorio con el viril que contiene la Sagrada Forma.

Encima del cuerpo central se forma un templete gracias a un doble arco en el que hay figuras de ángeles, apóstoles y santos. El interior de este templete cobija la figura exenta de Cristo resucitado, que parece emerger triunfante en medio del enmarañado bosque dorado de arquillos y diversos elementos decorativos. Corona el templete otra estructura muy similar a la anterior, pero de menor tamaño, que contiene una figura del Niño Jesús bendiciendo. El presente cuerpo aparece cerrado por cuatro arquitos que dan lugar a un pequeño copete en cuyo interior se sitúa una paloma, símbolo del Espíritu Santo. Finalmente, en todo lo alto, una cruz de oro, plata, esmeraldas y perlas corona la custodia. Todo el conjunto está decorado por diferentes adornos de estilo gótico, entre ellos numerosas campanitas, las cuales producen el característico campaneo de la custodia en la procesión del Corpus Christi a su paso por las calles de Toledo.

En agosto de 2011 la custodia de Enrique de Arfe salió de nuevo de la ciudad de Toledo. La ocasión fue la celebración de la vigilia de oración con el Santo Padre Benedicto XVI en Madrid, el sábado 20 de agosto, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud[1].

La custodia de la catedral de Toledo es para muchos la obra más importante del arte cristiano. Quizá lo sea, pero si lo es, no es por su altura imponente, ni por sus proporciones elegantes, ni tampoco por las innumerables perlas y esmeraldas que la decoran, sino porque sirve de asiento al Señor en su paso por las calles toledanas. Incluso cuando permanece en el Tesoro de la Catedral Primada es una joya del arte universal, aunque ya no esté la Sagrada Forma, porque no está, pero ha estado.

Este artículo fue publicado Boletín Nártex, Nº15, Verano 2011.

Para descargar en número completo pincha aquí.

Para descargar el artículo en PDF pincha aquí.


[1] Actualizaciones al artículo del autor.

Imagen 1. Custodia de Arfe.

Imagen 2. Detalle de la custodia de Arfe[2]

Imagen 3. Custodia de Arfe en el Corpus 1997[3].

Imagen 4. Custodia de Arfe en el Corpus de 1987[4].


[2] http://es.cisneros2017.es/video-sobre-la-restauracion-de-la-custodia-de-toledo-encargada-a-arfe-por-cisneros/

[3] http://www.toledo.es/toledo-siempre/exposiciones-virtuales/46-nuestro-corpus-christi-1982-1997-mil-fotos-para-el-recuerdo/corpus-christi-1997/#&gid=1&pid=219

[4] http://www.toledo.es/toledo-siempre/exposiciones-virtuales/46-nuestro-corpus-christi-1982-1997-mil-fotos-para-el-recuerdo/corpus-christi-1987/#&gid=1&pid=29


Comparte esta página


Categorías:

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. OK | Más información